Planos del Coliseo Romano | Medidas, partes y más

El sistema de construcción del Coliseo es tan avanzado que sirve como base, modelo o ejemplo para los recintos deportivos actuales. Además, se trata del anfiteatro más grande que construyó el Imperio de Roma. Conoce los impresionantes planos del Coliseo Romano, así como la razón por la que elaboraron esta inmensa construcción.

Forma del Coliseo Romano

La forma del Coliseo de Roma es ovoide, lo que quiere decir que su estructura casi ovalada se asemeja a un huevo. Además, cuenta con un espacio de arenal central y escalones internos. Todas estas secciones están rodeadas por una fachada impresionante, aunque una gran parte de la edificación ya está derruida.

Dimensiones del Anfiteatro de Roma

Esta construcción romana impresiona en vista de la complejidad que enmascara a esta joya de la arquitectura. Por ejemplo, cuando se construyó el Coliseo Romano, una de las razones fue mostrar que el Imperio Romano tenía un equipo político superior comparado a otras ciudades.

Una mirada a los planos del Coliseo Romano te dará una idea de sus dimensiones y antigua majestuosidad:

  • Estructura elíptica: Presenta 189 metros de largo, una anchura de 156 metros, una altura de 50.75 metros desde su punto más elevado y una superficie total de 22.951 m2.
  • Fachada: Su parte externa tiene una altura de 48,5 metros. Se compone de 80 arcos de 4,2 metros de ancho y una altura de 6,45 metros.
  • Arena: Esta parte del Coliseo Romano es muy grande, abarca 83 metros de largo, 48 metros de ancho y una superficie de 2.943 m2.
  • Gradas: Fueron divididas en 80 filas, donde la más baja tenía una altura de 3 metros, mientras que la más alta presentaba una altura de 40 metros.
  • Hipogeo: Es la parte subterránea del Coliseo, el cual sigue los contornos de la arena y contiene pasajes, nichos y múltiples corredores.

Construcción del Coliseo Romano

Construcción del Coliseo Romano

Los antiguos romanos crearon maquetas y planos del Coliseo Romano y luego escogieron materiales de calidad a una velocidad extraordinaria. De hecho, explotaron el uso del hormigón, un material que permitía rapidez en la construcción y posibilidades de elaborar arcos y bóvedas.

Además, el proyecto debía cumplir con el derecho civil romano y las leyes de edificación. Con todo, el Coliseo Romano en Italia es un símbolo de eficiencia romana a nivel constructivo.

En conclusión, ahora ya tienes una mejor idea de cómo son los planos del Coliseo Romano, así como también sus increíbles dimensiones. Esta majestuosa obra arquitectónica elíptica es ovoide, con una superficie total de 22.951 m2.